Inicio | Multimedia

Gavira e Higuera, ambos olímpicos, aplauden la decisión de posponer los Juegos de Tokio a 2021

Los olímpicos sanroqueños Adrián Gavira y Óscar Higuera han coincidido en aprobar el aplazamiento hasta 2021 de la cita olímpica de Tokio prevista para este verano debido a la pandemia de coronavirus.

26/03/2020

Para Óscar Higuera, ciclista del equipo español paralímpico y campeón de España en la categoría C4, “esta medida de aplazamiento por parte del COI y de Japón hará posible que los atletas participen en mejores condiciones y hará que el evento sea seguro para los espectadores”.

“La propagación sin precedentes e impredecible del brote -explica- ha deteriorado la situación en el resto del mundo y creo que ahora es tiempo de priorizar la salud y la de quienes nos rodean y estar con las familias. Así que la decisión de posponer los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 por el Covid-19 ha sido la más acertada y sensata”, concluye.

Por su parte Adrián Gavira y Pablo Herrera, pareja número uno nacional de voley playa y undécima del mundo en la actualidad, han declarado que “han sido unos días de muchas noticias que lo han cambiado todo esta temporada: pruebas, propuestas, Juegos Olímpicos aplazados, los beach major series cancelados...”.

Pese a todo esto, se muestran optimistas porque consideran que “muy pronto volverá a salir el sol para todos”. “Se aplaza el sueño. Es lo más sensato, pero no se pospone el esfuerzo y llegaremos más fuertes a la cita olímpica”, finalizan el sanroqueño y el castellonense.

La noticia del aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Verano de Tokio hasta 2021 se daba a conocer un día después de que países como Australia, y Canadá amenazaran con no enviar deportistas a las cita si el COI decidía mantenerlos para este año. Se trata de una decisión sin precedentes en la era moderna, ya que en 124 años de historia los Juegos Olímpicos nunca antes habían sido aplazados.

Debido a las dos guerras mundiales, el evento deportivo fue cancelado en 1916, 1940 y 1944. De igual modo, distintos boicots durante la Guerra Fría afectaron a los Juegos Olímpicos de Moscú en 1980 y Los Ángeles en 1984.